martes, 24 de noviembre de 2009

De John Lennon y Rata Blanca.

¡Hola mundo! Ustedes dirán ¿qué demonios con el título?, pero es que les tengo dos reseñas preparadas para hoy, nomás no se me vayan a indigestar por que esta entrada en especial es fangirlesca, cómica, mágica y musical como la Carabina de Ambrosio. (?)

¿Preparados, listos?... ¡YA!

Pues el día 13 de Noviembre me regalaron un boleto para ir a ver Den una oportunidad a la paz, de Alberto Espino. Cabe mencionar que no es la primera vez que este espectáculo se presenta en la ciudad, allá por marzo también fué puesta en escena y con la novedad que la entrada fué gratis la vez pasada. Ya me había resignado a no ir, sin embargo llegó Zully con el boleto (¡gracias, una vez más!) y me animé a ir.
Puedo decir que iba predispuesta a juzgar mucho el espectáculo... sin embargo les estaría mintiendo, pues iba preparada para divertirme un rato y pasármela bien.
Den una oportunidad a la paz es un homenaje a la vida y obra de John Lennon. Al lado del escenario había seis pantallas (es decir, tres de cada lado) y en dichas se proyectaban escenas de su vida, testimonios, las letras traducidas de sus canciones, mientras que un grupo de artistas daba colorido y sabor a la obra.

Me gustó mucho el empeño que le pusieron a la escenografía, al documental mostrado que contenía fragmentos de las antologías beatlescas, a las interpretaciones e incluso a los bailes y al vestuario (conocimos al Bulldog de Hey bulldog! y a la morsa de I'm the walrus.). Y pues los arreglos también fueron mucho de mi agrado: desde el gospel hasta el rock, del hip-hop al jazz, entre muchas otras novedades, incluso había un chavito haciendo beat-box en Nowhere man.
Pero... (xD Ahí voy de criticona) no me convencieron mucho las traducciones al español. Por que también, es aceptable que se traduzcan sus canciones... bueno... debo confesar que no me gustaron mucho. Por ahí, Heidegger decía que en la traducción había un peligro latente, que era el que se perdiese el verdadero significado del habla, es decir, del idioma al ser pasado a otro... y pues sí, la escencia de la canción era la misma, por que yo la sentí en la música, sin embargo el significado no lo era.
Aún así puedo decir que fué un espectáculo que disfruté mucho, mucho, mucho, sobretodo las intervenciones hip-hoperas de Edgar Mantilla, mejor conocido como JhaJuana, basadas en declaraciones del mismo Lennon, las interpretaciones de Freddie Alba como John Lennon casi al final de la obra (Que también cantó Watching the wheels enmedio, pero me gustó más al final)... y la cereza del pastel, el pequeñito Talos Pérez, como Sean Lennon (que sí, arrancó un "Awww" general de la audiencia.).

Bien bien, ¿cuáles fueron tus favoritas?
* Do you want to know a secret?, Come together, la maravillosa mezcla (que me encantó y se podría decir que fué mi favorita de toda la obra) de Don't let me down/Out the blue/Whatever gets you thru the night, Working class hero, la mezcla de Angela/The luck of the Irish (aunque estuviese en español), I'm the Walrus, otra mezcla de Happiness is a warm gun/Fredda Peeple, y las tres penúltimas: (Just like) Starting over, Woman y Beautiful Boy.

Esa noche fuí a casa más que feliz. :)


El viernes pasado, mi novio y yo fuímos a ver al legendario grupo argentino Rata Blanca en la Arena Chihuahua. Accedí a pesar de que casi no los conozco por una promesa que yo le había hecho a él hace algo de tiempo: En cuanto vinieran, teníamos que ir pues él nunca los había visto en vivo.
¡Promesa cumplida!

Llegamos como a eso de las seis y media, seis cuarenta y nos encontramos con Myrna (Maga-San de deviantArt) y Ricardo. Irving y yo nos estuvimos con ellos, charlando bien felices y ya algo hiperactivos por querer entrar... ya como a eso de las ocho cincuenta, nueve de la noche, nos permitieron entrar y acomodarnos. Fuímos los cuatro corriendo a acomodarnos JUSTO ENFRENTE. Ahí verán a mi novio con la sonrisa de oreja a oreja.
Pues abrió una banda de Delicias, Evil Band, que prendió un chorro con sus covers de otras bandas y eso se les agradece bastante. Luego tocaron otras dos bandas y ya después el ingeniero de sonido nos tuvo cuarenta minutos (que posteriormente se convirtieron en una hora) esperando, nomás por que las guitarras no se escuchaban bien (Ahí Irving y yo empezamos a gritarle "¡Preludio! ¡Preludio!") y el público se empezó a enojar, gritándole uleeeero y arrojándole latas de cerveza, botellas de agua... ¡lo que fuera! Y el vato todo enojado nos gritaba cosas con acento argentino...
Al ratito se dejó ver Escarcela, calentando sus muñecas.. *-* me gustaba su peinado.
Luego salió Bistolfi a moverle a su teclado y después Memo... y salió Walter y salió Adrián y empezaron a tocar.

Debo confesar que estoy muy feliz de haber ido, pese a no conocer la banda a la perfección. Tuve momentos cursis y mi novio tuvo sus momentos fangirl (sí, sé que es niño... xD pero es más fangirl que yo!). Tuvimos a Walter Giardino a poca distancia y dijo que era lo más cerca que había estado de dios (reclamos a él, por favor.). Y pues en verdad pudo haber habido un sonido más fregón (que hasta Adrián se quejó del audio), sin embargo lo disfrutamos y... ya. c:

Creo que es todo por hoy. Más tarde les traigo más cosillas. ¡Bye!

2 comentarios:

RLennon dijo...

Que envidia te tengo :'(
hubiera sifdo la ley ir a ver ese espectáculo :(

saludos

María José dijo...

hola, acabo de descubrir tu link a mi blog, muchísmas gracias :) me anima a escribir más! un saludo

MJ